Cual es la mejor manera de tomar el vino

Publicado por

Posiblemente esta sea una de las preguntas con la más nos encontramos cuando se trata de una cata, degustación o curso. Y es que detrás de ella, se encuentra la intención de disfrutar al máximo de un vino y con ello de aprovechar las posibilidades de servicio a fin de poder mejorar la experiencia de probarlo.

Manera de preparar una botella de vino

Lo primero que se debe tomar en consideración al momento de tomar vino, es que se encuentre con la temperatura ideal dada su importancia. Para ello suelen hacerse dos recomendaciones: 

  • Evitar un vino que esté muy frío.
  • Evitar un vino del tiempo.

En otras palabras, el vino debe ser servido ligeramente frío, o fresco. En el transcurso del tiempo se ha sostenido que el vino debe ser tomado a temperatura ambiente, pero eso solo tiene sentido en otras épocas cuando la temperatura ambiente se encontraba por debajo de  la percibida hoy en día. Y no solo se trata del cambio climático, sino porque en la actualidad con aislamientos y calefacciones nos encontramos viviendo a una temperatura que es bastante superior a la de hace al  menos 50 años.

¿Se toma frio el vino? 

Inicialmente debemos tomar el que nos guste y nos apetezca. Existe la posibilidad de que cuando el vino se encuentra más caliente, comienza a desprender más aromas, y de la misma manera se nota con más fuerza la presencia del alcohol. Si nos encontramos ante un vino de gran calidad, lo conveniente es consumirlo a una temperatura de entre 16-18º, con el fin de disfrutarlo todas sus gama de aromas. Pero si se trata de un vino más sencillo, este puede ser consumido entre 12 y 14º, con la idea de que la sensación alcohólica no dañe la experiencia. 

Cuando un vino se encuentra en exceso frío, este parecerá carente de aromas y de sabores pues las sustancias aromáticas no pueden alcanza la temperatura necesaria para lograr volatilizarse y poder ser percibidas por nuestro olfato. Si un vino se encuentra demasiado caliente, entonces resultará alcohólico, y ello es debido a que el alcohol puede volatilizarse en cantidades más grandes a medida que se incrementa la temperatura, opacando el resto de aromas.

De este modo, las temperaturas para consumir vinos será distinta por ejemplo, en el norte de Europa con respecto al sur; de la misma manera las temperaturas de consumo serán diferentes en el Levante que en Pirineo aragonés, sencillamente porque sus climas son distintos.

La temperatura recomendada para consumir cada vinos

  • Cavas y espumosos 6 – 8º C
  • Blancos jóvenes, finos, manzanillas 7 – 10º C
  • Blancos de crianza, añejos 9 – 12º C
  • Claretes y rosados 10 – 12º C
  • Tintos jóvenes 15 – 16º C
  • Tintos de crianza 16 – 17º C
  • Tintos reserva y gran reserva 17 – 18º C
  • Dulces 7 – 9º C

¿Al tomar el vino como se sirve?

Debe dejarse respirar antes de ser consumido, ya que debe tomarse su tiempo. No es conveniente sacar la botella de la bodega y colocarla de inmediato directamente en la mesa. Se debe seleccionar una buena copa que sea la correcta, pero también se puede usar un vaso, o cualquier otro recipiente.  En el caso de que se elija una copa, esta se sostiene por el tallo y se sirven aproximadamente 40 mililítros, lo que equivale a un dedo, se huele, y se  prueba a través de algunos sorbos antes de tomar una copa.