El sector vitivinícola se ve influenciado por el cambio Climático por medio de nuevas oportunidades

Posted by

Así como los cambios condujeron al desarrollo de las semillas de marihuana feminizadas, el cambio climático ha conducido al sector vitivinícola a experimentar ciertas modificaciones debido a que la temperatura se ha ido incrementando y con ello el ciclo de la vid se ha hecho cada vez más corto, haciendo frecuentes las olas de sequía y calor. 

Pero más allá de las ideas negativas y catastróficas, los especialistas señalan que dichos cambios también ofrecen oportunidades. Así, lo sostiene además la Plataforma Tecnológica del Vino, que es una red que se encarga de coordinar distintos proyectos de investigación de la mano de más de 55 empresas, que han brindado soporte  alrededor 16 proyectos en lo que va de año, de los cuales unos 12 de ellos tienen relación directa con el Cambio Climático. 

Dichas investigaciones sostienen que la idea es innovar en materia de agua, adaptación de variedades de uva, enfermedades o aplicación de fitosanitarios, entre otros. En medio de todo, también hay que reconocer que el sentido de sostenibilidad se relaciona con tal actividad agrícola por medio de su base cultural y social. 

De esta manera, la participación del medio rural es un componente de suma importancia sobretodo si nos referimos a esos viñedos, tradicionales que han llegado a ser reconocidos como Patrimonio Mundial de la Unesco.

En el caso de la aplicación adecuada del suministro de agua a la vid, se encuentra determinada por la conformación genética de la planta, por el ambiente y por lo cultural, con lo cual el agua incide de manera directa en todo su proceso de crecimiento, floración, envero y maduración. De manera que, estando al tanto de los requerimientos hídricos de la planta, los viticultores podrán tener una idea certera y exacta de la cantidad de agua que necesita en cada una de sus etapas, siendo esencial el riego tras la vendimia, con la visión de preparar todas las reservas para la próxima campaña, y con ello la planta pueda defenderse de mejor al siguiente año.

Hacer recurrente este tipo de prácticas se convierte en totalmente favorable para el cultivo y por ende para el medioambiente, aunque en determinadas ocasiones ello se ve impedido por las distintas  reglamentaciones que incluso provienen directamente de la Administración, con lo cual se hace un llamado a reconocer la importancia que tiene el asesoramiento técnico en cuanto a la legislación de este tipo de prácticas. 

Para este sector de la producción no debe ser de su desconocimiento que al pasar el umbral de los 31,5 ⁰C, la planta puede enfrentarse con el problemas de fotosintetizar de la manera correcta, de manera que el riego disminuiría esta temperatura el la  hoja por efecto de la transpiración favoreciendo la fotosíntesis. Si la temperatura en la hoja llegase a los 33 ⁰C la fotosíntesis disminuiría aunque se le aplique mucha agua de riego, en dicha situación, proceder a aplicar más agua no conduciría a mejorar nada y por tanto no tendría sentido.