Impacto económico y ambiental del vino en la actualidad

Posted by

Son cada vez más los consumidores que se preocupan por que los productos que adquieren tengan un impacto menos negativos, tanto en la salud como en el medio ambiente. Esto se puede aplicar al ámbito de la comida, bebidas, ropa, objetos para el hogar y hasta las joyas, las que ahora tienen procesos y productos menos contaminantes al planeta, reduciendo el impacto causado y siendo pioneras en el ámbito tal y como lo es la empresa Tous Rosa. Los usuarios son más exigentes con las diferentes marcas disponibles, esperando que cumplan todas las expectativas en cuanto a la responsabilidad ambiental y social.

La vinicultura y/o viticultura sostenible, se ha introducido a los consumidores de forma silenciosa, produciéndose vino en condiciones más racionales para el medio ambiente, protegiendo los recursos hídricos y así, disminuyendo la erosión de los suelos evitando el uso de agentes químicos para el cuidado de los cultivos. Ahora, en cada una de las fases para la producción, se tienen en cuenta las maneras ecológicas para realizar todas las labores, desde la siembra hasta la disposición de las botellas vacías de vino.

Alrededor del mundo podemos encontrar más viñedos con prácticas que han mejorado la interacción con el medio ambiente y que mantienen el ritmo de producción, permitiendo conservar la calidad del vino, aumentando así el consumo por parte de usuarios ambientalistas. California es uno de los lugares que se destaca, ya que tiene una de las producciones orgánicas de vino mejor diseñadas en el mundo, siendo los líderes mundiales en la fabricación del mismo.

En las bodegas se pueden crear eventos atractivos, donde los consumidores pueden aprender de primera mano todo sobre viticultura sostenible y la elaboración de la bebida. En ellas se presentan cuatro fases que son la conservación de los suelos, el manejo de las plagas, un riego inteligente y el uso de energía limpia. En la primera fase se asegura el cuidado y protección de las tierras, para el cultivo de las mejores plantas teniendo un control efectivo del crecimiento, así como el uso de orujo, un desecho resultante de la molienda de uvas para la composta orgánica. Lo más importante es el trabajo con grupos de las comunidades y del gobierno, quienes ayudan a restaurar arroyos o áreas ribereñas.

El control de las plagas se hace efectivo con el uso de ácaros, arañas, avispas y catarinas, encargados de comerse los insectos que puedan afectar las cosechas. Al tener gallinas en los cultivos se acaba eficientemente con los gusanos y otros tipos de bichos presentes en la tierra. El riego por goteo es la opción indicada para la irrigación, ya que aporta la cantidad necesaria de agua para las plantas sin desperdiciar el líquido. Mientras que las recolecciones nocturnas ayudan a mantener las uvas frescas, sin tener que refrigerar.

Nueva Zelanda tiene uno de los mejores esquemas de viticultura sostenible, certificados por Demeter International. Se han ganado este título por alcanzar un efecto en la reducción drástica de los insumos químicos que se utilizan normalmente en los viñedos, así como la aplicación de métodos orgánicos para fertilizaciones naturales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *