Sabor y economía a través del vino

Posted by

Aparte de una elegante joya creada en los talleres de joyería de la empresa de alba tous, una buena botella de vino, pueden ser el marco para una excelente velada. 

La calidad de un vino no recae en su valor económico, ya que podemos encontrarlos más económicos, pero excelentes. Y es que no todos los vinos cuentan con denominación de origen. 

Se tiene alguna idea de la cantidad de vinos que hay en el mercado

Pues en realidad no, pero hay muchos conocedores del tema que hacen referencia a que se puede contar con un vino distinto para cada ocasión. Los podemos encontrar tintos, dulces, blancos, espumosos, secos, afrutados, pero también a ello le continúa un infinito etcétera. En oportunidades, solemos abrir una botella de mucha calidad con el fin de compartir entre amigos. 

Pero en otras, posiblemente solo nos apetece  beber una buena copia con la idea de disfrutar del ambiente, el clima, un libro, o mientras estamos cocinando. Para que ello ocurra, no es necesario gastarse los ahorros, ya que se puede optar por un vino bastante económico, pero que cuente con un gran sabor. A esto se le llama Vinos de Mesa.

¿En qué consiste un vino de mesa? 

Está se trata de la denominación genérica que se le da, de forma común a esos vinos que se consumen durante las comidas. La Unión Europea integra a esta categoría, a todos esos vinos que no poseen denominación de origen o cualquier otra indicación geográfica. 

Si haces un recorrido a través de Europa, podrás conocer el vino que llevan a la mesa portugués, además del vino de tavola italiano o posiblemente, el vin de table francés. Y sin importar que posean mucha identificación e información, siempre existen grandes excepciones. 

Tipos de vinos de mesa

Vinos de la tierra: esta mención se aplica para determinados vinos de mesa. Se trata de aquellos cuya procedencia es de un territorio delimitado, pero no cuentan con una denominación de origen marcada. Éstas son regiones que le confieren a sus vinos características concretas debido a sus condiciones de cultivo y ambientales. 

Es decir, se toma en consideración las variedades de vid, el grado de alcohol mínimo y las características organolépticas. Son similares a un vin de pays de Francia. En España se contabilizan 41 las zonas geográficas a las que se le da esta denominación que es la previa para la obtención de la denominación de origen. 

Vinos de mesa: en esta categoría se ubican los vinos que no poseen una denominación de origen bien detallada en su etiqueta. Pero tampoco suelen especificar de qué añada son, qué uvas se utilizaron o su procedencia. Es decir, que en su etiqueta no se muestra mucho detalle al quien lo consume. Se encuentran en el escalón más bajo de la clasificación regulada de los vinos, pero ello no es indicativo  de que no cuenten con calidad. 

Vinos de calidad con indicación geográfica: se asemejan a los vinos de la tierra, pues han sido producidos  en una determinada región al igual que sus uvas.