Una antigüedad muy vigente en nuestras actuales vidas

Posted by

Entre muchas actividades que se realizan desde la antigüedad en la actualidad, encontramos el consumo de vino y ello se encuentra sustentado en las investigaciones de diversos historiadores y arqueólogos quienes han descubierto en zonas cercanas al río Jordán un conglomerado de tumbas que tienen una datación  de unos 8.000 años en las que se encontraban una especies de cartuchos de plata los cuales contenían lo que se evidenció como restos de vides con rasgos característicos con los que se puede reconocer que eran cultivadas. 

Tal evidencia se presenta como la más antigua encontrada del cultivo de la viña ya que se remonta al cuarto milenio a.C. en lo que hoy se conoce como Egipto y Siria, antigua Mesopotamia. Aunque es conocido también que la elaboración de vino ya era una práctica normal en el Oriente Medio y en gran parte de China desde hace 3.000 años a.C, es como si el vino y la humanidad estuvieran en manos de un amarre de amor eterno. 

En algunas zonas del mundo como el Mediterráneo esta práctica se desarrolló de una manera más favorable debido a las condiciones climáticas. Aunque para el desarrollo de la vid, este cultivo se generalizó. La historia nos señala que Osiris fue quien descubrió la vid en el territorio de Nysa luego de beber vino, tras lo cual reunió gran cantidad de hombres para enseñarles el oficio del cultivo de la vid. 

En cuanto al origen del dios Dionisio de quien se sabe es el dios del Vino, este parece encontrarse asociado al dios Soma ubicado en la India, y cuyo nombre viene atribuido de una planta que al ser estrujada producía un néctar de color dorado con el que se simbolizaba la inmortalidad. 

La industria del vino en la actualidad 

En la actualidad la industria del vino ha presentado importantes cambios y con ellos al comercio y economía mundial con lo cual la competencia mundial vive un incremento significativo. Se ha registrado en la actualidad un fuerte incremento en la oferta de los países exportadores y los productores y como consecuencia de ello se ha vivido un aumento de la demanda mundial, sobretodo si se trata de los nuevos consumidores significando  una “globalización del vino”.  

Luego de los años 80, el dinamismo del comercio mundial mostró un fuerte dinamismo y con ello el crecimiento de las exportaciones ha ido incrementándose en manera sustancial e intensa hasta convertirse en la economía representativa de más de la tercera parte del mundo en la actualidad, y la protagonista en los países del cono sur.

La revolución enológica que representa la industria vinícola se ve manifiesta de mayor manera en los países productores que se han mantenido en el mercado de manera más tradicional, lo cual se ha interpretado como una excelente respuesta a todos los desafíos a los que nos ha conducido la globalización mundial y la del vino, con lo cual los países que históricamente se conservaban como productores: España, Francia, Portugal e Italia han dejado de ser exclusivas para extenderse a todo el mundo.