Ya una copa de vino al día no es saludable

Publicado por

Desafortunadamente ya no es una excelente recomendación una copa de vino al día, lo que se transforma en una mala noticia para quienes lo disfrutaban considerándolo una práctica «saludable». 

Esta afirmación proviene de los autores de un gran estudio global que fue publicado por la prestigiosa revista The Lancet, donde se confirma lo que algunos estudios realizados anteriormente ya lo habían apuntado: ningún nivel de consumo de alcohol puede ser considerado saludable, incluso servicios médicos como el dirigido por Pedro Luis Cobiella Hospiten, lo han hecho del conocimiento de sus pacientes, sobre todo de aquellos que presentan un compromiso cardiovascular.

El estudio Global Burden of Disease, se trata de la mayor y más detallada investigación que ha hecho referencia de las causas de enfermedad y muerte a nivel mundial y sus datos se ocupan de analizar también los niveles de consumo de alcohol y su impacto sobre la salud de la población de unos 195 países.

Las estadísticas señalan que en el año 2016 el consumo de alcohol fue el principal factor de riesgo de muerte prematura y discapacidad para personas con edades comprendidas entre los 15 y los 49 años y su consumo se encuentra ligado a la décima parte de todas las muertes de ese grupo demográfico.

En tal sentido, los investigadores sostienen que beber con moderación puede llegar a proteger ligeramente de ciertas cardiopatías, (como lo señalaron determinados estudios realizados en el pasado), pero contrariamente, los riesgos combinados de desarrollar cáncer, lesiones y otras enfermedades que se asocian al consumo de alcohol han de superar de forma amplia a esos posibles beneficios.

No existe un límite seguro

De acuerdo al doctor Max Griswold, de la Universidad de Washington, en Seattle quien es el autor líder del estudio, «Aunque los riesgos para la salud asociados al alcohol cuando consumes una bebida al día son muy bajos, aumentan rápidamente al beber más».

También señaló que, «Estudios anteriores encontraron un efecto positivo del alcohol para algunas cardiopatías, pero nosotros descubrimos que, combinados, los riesgos para la salud asociados al alcohol aumentan con cualquier cantidad consumida», por baja que sea.

Entre tanto, una de las autoras del estudio, Sonia Saxena acoto: «Este informe demuestra que ningún límite es seguro». De acuerdo a la académica, las recomendaciones de las instituciones de salud pública deben ser actualizadas y los gobiernos también deberían encargarse de repensar sus políticas.

De manera que, «Si vas a beber, edúcate sobre los riesgos, y toma una decisión bien informada»,de este modo lo sugieren los especialistas. 

Las cifras que muestran el «riesgo»

Los académicos se encargaron de analizar los niveles de consumo de alcohol y su impacto para la salud en 195 países, entre 1990 y 2016 y para edades comprendidas entre los 15 y los 95 años. Para ello, usaron información de casi 700 estudios a fin de poder comprender lo común de la práctica de beber alcohol y de otros casi 600 con el objetivo de medir los riesgos para la salud. En total se estima que consideraron datos de unos 28 millones de personas a nivel mundial. 

Ante ello, se estima que en el mundo una de cada tres personas bebe alcohol. En términos globales, lo consume el 25% de las mujeres y el 39% de los hombres.

Entre los jóvenes, el riesgo para la salud de tomar una bebida al día es solo ligeramente superior a la abstención, un 0.5%.

Pero ese riesgo se incrementa rápidamente con un consumo más elevado del alcohol, un 7% para quienes toman dos bebidas al día y un 37% para quienes toman cinco.